martes, junio 06, 2006

Traducción. Robert Creeley.

Canción.

Lo que cogía en mi mano
crecía en peso. Debes
entender que
no fue nada obsceno.

Llega la noche. Dormimos.
Entonces si lo sabes
dilo.
No finjas.

Las apariencias son
eso que visten nuestros enemigos. Tú
y yo vivimos
orando.

Desvalido. Desvalido,
debería hablar.
Podrías tú.
Qué piensas acerca de mí.

Ninguna mujer fue alguna vez,
fue más sabia
que tú. Ninguna es
más verdadera.

Pero el destino, el amor, el destino
me asusta. Lo que
cogía en mi mano
crecía en peso.

Robert Creeley.

Traducción de Vicente Gutiérrez.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal