domingo, junio 04, 2006

Poemas. Miguel Echeverría.

MIGUEL ECHEVERRÍA
de Nombra Esto (Papiro editora 2006, promo)


3. Un hombre solo, está siempre enmala compañía.

Sujeta fuerte este tablón, me dispongo, como puedes apreciar, a serrarlo en dos partes. Esta sierra que ves en mi mano será la encargada de serrar el tablón. ¡SRRRR SRRRRb SRRRRIAU SSRRRUUU Srrrrrmmm SSSSSRRRRFFFSMM SRRRR SRRiuUSR!
¡Aohaoooo! Ahora tenemos dos trozos de tablón, amigo mío. Tú puedes quedarte con este pedazo (que es más pequeño) y yo me quedaré este otro.

No quiero enseñarte nada. Había un tablón de madera, y ahora hay dos. Mi sierra a producido este desperfecto desde la u
u.. u... unidad tenemos ahora la dualidad amigo mío, sí amigo, aquí estamos tú y yo, en este día soleado con un trozo de madera cada uno. Un trozo de madera como cualquier otro. Una madera
que al igual que las otras maderas acabará por pudrirse, igual que tú o igual que yo. ¿Dónde estaban enterrados tus bisabuelos? No creo recordarlo, pero ese detalle carece de importancia. Recapitulemos: Un trozo de madera,



TIEMPO y y



SIERRA
y
dos trozos de madera.
Imagínate ahora que por una desgracia o similar yo te sierro la cabeza en dos pedazos, igual que con el tablón de madera (aunque ciertamente tenga que serrar dos veces).
Entonces yo me quedaría con tus dos trozos de cabeza, que no se para qué demonios los iba a utilizar (¿elemento decorativo quizás?), y con tu trozo de tablón de madera. Cuantitativamente tendré una cabeza –partida en dos pedazos- además de la mía, que por suerte seguiría entera, y dos trozos de madera, que seguramente pegaría con SUPERPEGAMENTO para devolver la unidad perdida a esta pringosa dualidad presente. ¡ESTO ES HACER JUSTICIA, MUCHACHO!


27. Que me digan qué hice

Funesto día del crimen
el día que nací
nacieron dos criaturas

una frágil y severa
otra monstruosa por su tamaño y su fuerza
como una autobiografía
me persigue
sin embargo es la primera una flecha
que apunta hacia ninguna parte
por eso
mi vida nunca se encuentra
estará ciega
y la ceniza los montones que preparo con delicadeza
serán el tiempo de mi espera

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal