viernes, diciembre 14, 2007

OBJETO SURREALISTA

FERÚTERO

Los que vivan por mi calle reconocerán el lugar. Los que no, se lo explico; Un colegio, unas alambradas y tras ellas, el patio. Los niños jugando. Agrupados. Si os fijais en el metalizado, veréis que hay unas roturas. Los chavales del barrio las rompen para entrar y jugar. Cuando yo era pequeño, los de mi barrio también las rompíamos, y nos colábamos para jugar en las pistas. A pesar de eso, los del colegio lo reparan como pueden. Lo deben de hacer tanto para impedir salir a los alumnos como para impedir que otros entren. Ahí véis el apaño: una maravillosa vagina, con todas sus partes identificables... detrás, a modo de nacimiento, los niños esperan... a nacer, a morir, a dejar de ser niños...
df
Gracias al devenir de la surrealidad por este encuentro tan revelador y tan inquietante, que me ha proporcionado un estado de conciencia tan peculiar, que todavía se me erizan los pelos. He aquí este objeto azaroso, surrealizante diría: el ferútero, por cuanto posee en sí mismo de féretro y de útero.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal