jueves, marzo 15, 2007

POESÍA EN LA CALLE.

SU IDEA DE PROHIBIR


Sigo conmocionado con el hallazgo del otro día, el de las dos figuras de porcelana encontradas en un viejo escaparate. Le he estado dando vueltas a los tres conceptos cruciales que forman parte del enigma que he dado en llamar "su idea de prohibir", frase escrita de forma automática tras la visualización de esta foto. Un plano lo definen tres puntos, en este caso esos tres puntos de apoyo de esta trama maravillosa son: la mano ausente, la lágrima-herida y la casa de pájaro. El juego-diálogo que se establece entre estos elementos ha supuesto el inicio de una nueva etapa de escritura poemática, que comienza con la escritura del poema "su idea de prohibir" que en breve subiré al blog. Comentaré algunas de las claves de esta nueva etapa que se ha iniciado en mi vida, maravillosa y oportuna, a pesar de todo.
e
En una primera visualización, la lágrima parece haberla provocado la ausencia de la mano; la ausencia de la mano parece haber sido provocada por la mordedura de esa casa de pájaro que sostiene la mujer de azul en la otra mano, con lo que da la sensación de que la mano se halla ahí dentro, escondida; a su vez, la mujer espera algo de esa casa, tal vez la salida de una mano alada. Este encadenamiento de causas me ha llevado a intuir que este objeto de porcelana podría comprenderse como una "máquina para construir manos aladas". Por otro lado, la lágrima también podría tratarse de una herida; la mano, antes de adentrarse en la casa de pájaro ha arañado la cara de la mujer, tal vez por venganza, tal vez sin motivo. Como dije, sigo filtrando estos tres elementos en una narración surreal que no deja de enriquecer cada instante de mi vida actual.
.-
NOTA DE ÚLTIMA HORA
d
Acabo de descubrir dos hechos que dimensionan aún más el juego de elementos que aparecen en este objeto: la mujer vestida de azul, tiene un pájaro en el hombro izquierdo, posible causa de la herida de su ojo derecho, y no es que la mano se haya roto, en la muñeca se aprecia algo así como una especie de rosca, lo que me lleva a pensar en la posibilidad de que ella, opcionalmente, se haya quitado la mano para guardarla en la casa del pájaro.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal