lunes, julio 17, 2006

GRACIAS, SONNY ROLLINS

Sonny Rollins... enérgico, fornido, aristocrático, robusto, recio, nervudo, hercúleo, vigoroso, infalible, indudable, fijo, fiable, claro, patente, innegable, inequívoco, convincente, evidente, inexpugnable, inatacable, firme, sólido, tranquilo, inamovible, animoso, valiente, impetuoso, tenaz, eficaz, sereno, entero, compacto, firme, granítico, berroqueño, férreo, espontáneo, natural, sencillo, imprevisto, repentino, intuitivo, abierto... sin lugar a dudas, el plato fuerte del Festival de Vitoria-Gasteiz de Jazz de este año ha sido el concierto de Sonny Rollins y su banda.
.
Salió al escenario cojeando, tambaleándose, renqueando -parecía que se iba a caer en cualquier momento- pero en cuanto echó mano del saxo... literalmente se lo folló, hizo con él lo que quiso... una maravilla.
.
En lo refernte al resto de participantes diré que Ron Carter, junto con Mulgrew Miller y Russell Malon estuvieron a la altura. Wynton Marsalis, y su orquesta, me decepcionaron un poco; las suites compuestas para la ocasión por Wynton me resultaron un tanto empalagosas y llenas de topicazos, pero por suerte tocaron temas míticos que no tenían nada que ver con eso. Brad Meldhau también me maravilló, como siempre. Pero insisto, Sonny Rollins fue lo mejor. Es increible la forma en la que improvisa. Teniendo en cuenta además que Sonny llevaba muchos años sin venir por España y que quizá sea la última vez que le veamos, este concierto ha adquirido uans dimensiones todavía mayores.

2 comentarios:

A las 2:16 p. m. , Blogger Daniel Ramon ha dicho...

El concierto explicó por qué Rollins es el Saxophone Colossus. A los 75 años toca con una fuerza y un dominio de todos los elementos del jazz que parecen increíbles para un hombre que ha vivido tanto. Tocó lo prometido, incluyendo dos calypsos e hizo lo que no hace nadie en Vitoria: dar dos conciertos en uno. Tocar dos horas y media en vez de una y cuarto. En el Mendi siempre el programa es doble, por muy grande que el artista sea, salvo él, que se basta solo.

Para todos que sean más aficionados a los Simpsons que al jazz, Sonny Rollins es el modelo para "Gingivitis" (bleeding gums), el saxofonista que a veces se encuentra Lisa cuando pasea triste por Springfield con su saxo.

 
A las 12:56 a. m. , Blogger Kultur ha dicho...

Podéis ver y escuchar varias jam sessions del hotel del festival de jazz de Vitoria en http://www.polinomio.net
Saludos.

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal