domingo, diciembre 31, 2006

Serie ESTRATOS VISIBLES.

ALABANZA ALICIA


En una fachada cercana a mi casa, por la zona del Alta. Repentinamente, apareció un conejo, vestido de chaqueta, que corría murmurando que llegaba tarde, mirando su reloj de bolsillo.






Esta imagen me traslada a un maravilloso encuentro entre surrealistas de Leeds y Madrid al que asistí en Santiago de Compostela el verano del año 2005. En esa ocasión, tras habernos colado nocturnamente en un parque que antes había sido cementerio (Bodabal, creo que se llamaba), nos topamos cerca de la entrada con el dibujo de un conejo sobre una puerta.



Como se aprecia en las fotos, las similitudes son más que evidentes.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal