viernes, noviembre 24, 2006

OBJETO ENCONTRADO.


Es una llanta de coche. Sí. Pero reposa sobre la hierba, como una flor absurda. Me lo encontré por la Avenida de los Castros. Posado sobre el verde. Intenté cogerlo, pero manchaba de grasa. Lo que me recordó el efecto urticante de las medusas. Tal vez el objeto me estaba pidiendo que no lo recogiera, que lo dejara allí, echando raíces. Ciertamente, cuando descontextualizamos un objeto, éste se dimensiona y su presencia apunta a sentidos múltiples. Lo imaginé girando, dialogando con la hierba. Permanecí ante él varios minutos, disfrutando de esa afirmación de realidad. Después, continué el paseo.

2 comentarios:

A las 2:51 a. m. , Anonymous Anónimo ha dicho...

Ya se sabe que la belleza está en cualquier parte, lo único que se necesita es unos ojos para verla. Veo que tu los tienes ;)

 
A las 12:27 p. m. , Blogger Eddie (J.Bermúdez) ha dicho...

un saludo desde las barcelonas.
me pasaré por aquí de vrz en cuando. buen lugar para descansar.

un saludo

eddie (j.bermúdez)

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal