miércoles, septiembre 06, 2006

POEMA. VICENTE GUTIERREZ.

A ELIA

No recuerdo un verano tan cálido como éste.

Tampoco lo recuerda el horizonte,
que rebasábamos abrazándonos en el fuego
y yendo aún más allá.

El sol y tu sonrisa vuelan juntos.
Las estrellas tan altas
envueltas en sus llamas nos envidian,
mientras los fuegos que nacen de la piel
nos atan a la vida dulcemente.

Mi diosa, amada mía
aquella que arrastra con su cintura el universo,
aquella para quien todo el alba se incendia
de repente.

Ardiendo está también mi corazón.

Por eso están las calles incendiándose,
por eso son los sueños las últimas hogueras de la tarde.

Vicente Gútiérrez.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal